Los grabados Glicee contienen un certificado que garantiza que Joan Alfaro aprobó las técnicas utilizadas en la producción de la edición, teniendo participación directa en la creación de la obra y control de calidad. Todos los ejemplares están firmados por el artista. El armado de esta edición mantiene los más altos estándares de calidad. La imagen ha sido meticulosamente impresa, usando tintas de pigmento sobre el más fino papel de algodón y libre de ácidos y lignina. Todo grabado viene con el sello de agua característico de ser una obra original de Joan Alfaro, lo que garantiza un trabajo de calidad.